Tengo, tengo, tengo (un clásico en el clase!)

(Estamos esperando articulos de maestras is maestros de escuelas Waldorf! Envianos tú practica y experiencias de enseñar!)

 

Me gustaría compartir con vosotros parte de una de mis últimas lecciones de español en clase I

Nivel: Inicial, para niños entre las edades comprendidas entre los 6 y 8 años…

Objetivo: Aprender los días de la semana y vocabulario relacionado con la canción “tengo tengo” . Introducir el verbo tener. Siguiendo la pedagogía Steiner, busco reforzar las imágenes y acercar la lengua a los niños como una experiencia sensorial y la participación activa como una vivencia grupal e individual. tengotengo-tengo

He comenzado con la representación de una oveja en una cabaña. Elaboradas a mano con lana de oveja natural y material reciclado.  Mi idea, fue crear una atmósfera, como punto de partida, que los ubicara y trasladara, con la fantasía, a imaginar y relacionarse con la canción y el mundo de los animales en un clima primaveral, de una forma real,   partiendo de imágenes tridimensionales que podían ver, escuchar y palpar, además del sentido de ubicación e imaginación. Fue un momento muy agradable. Disfrutar la enseñanza les abre y prepara para el aprendizaje.

El periodo de trabajo oral y auditivo ofrece al niño la oportunidad de asimilar e integrar el lenguaje oral y familiarizarse con su ritmo y entonación. El niño debe ser capaz de utilizar el lenguaje de forma comunicativa antes de aprender a deletrear.

Seguidamente utilicé la canción tradicional, pegadiza y alegre, fácil de aprender:

“Tengo, tengo, tengo,

tú no tienes nada,

tengo tres ovejas en una cabaña.

Una me da leche,

otra me da lana

y otra me da queso

para toda la semana…”

Cantar, además de expresar alegría y diversión, les ayuda a conocer y aprender nuevas palabras, conjugar verbos, pronunciar correctamente, con ritmo, basados en la repetición. Les hace conectarse totalmente con su cuerpo y el lenguaje de una forma holística, participar con más confianza y desarrollar el sentido comunitario. Los niños repetían conmigo y en sucesivas clases serán ellos los que representen y canten la canción para el resto de la clase.

Algo que todos adoran es el sonido que hacen las ovejas en español, tan diferente del sonido que hacen en Inglés y todos nos convertimos al final de la clase en ovejas españolas, diciendo: “Bee, Bee” y caminando a cuatro patas por toda la clase.

Partiendo de la letra de la canción, les ofrecí trozos de queso, para favorecer la experiencia de aprendizaje con los sentidos restantes: el gusto y el olfato. Finalmente pudieron comprobar la utilidad concreta de la lengua aprendida, con el ejercicio de pedir cada uno su parte correspondiente…

  • ¿Me da queso, por favor?
  • SI, aquí tienes.
  • De nada.

Espero que os inspire esta reflexión de mi clase.

Un cordial saludo

Mari Carmen Postigo Alvarez

Kilkenny Steiner School. Ireland.

(Estamos esperando articulos de maestras is maestros de escuelas Waldorf! Envianos tú practica y experiencias de enseñar!)

 

Hi eVerybodY/ thEy aRe oUr bEst fRiends! wE’d likE tO rEcommenD tHeM:-)

dReam wItH uS

WLTWS
http://wltws.org/

Waldorf Resources
http://www.waldorf-resources.org/home/

Waldorf Ideen Pool
http://www.waldorf-ideen-pool.de/

The European Council for Steiner Waldorf Education
http://www.ecswe.net/